Te lo dije

Da miedo compartir los fracasos, porque la gente utiliza sus manos para apuntar tus fallos y aplastar tus sueños como si fuesen mosquitos molestos, en lugar de usarlas para ayudar a levantarte.

Da miedo compartir las tristezas cuando se usan como arma arrojadiza a la siguiente ocasión, para atacar y humillar.

Da miedo compartir los temores; los vuelven monstruos en su propio beneficio, espanto para sacar rendimiento.

Da miedo mostrarse vulnerable, abrir el corazón otra vez, recibir palabras amargas y críticas duras, destructivas, que ahogan.

Sin embargo, ¿cómo podemos ser auténticos sin mostrar nuestros fracasos, si guardamos todo lo feo y lo difícil, si damos una imagen idealizada de nosotros mismos? ¿A quién engañamos? ¿A quién ayudamos? Valentía es ser torpe un día, eficiente otro, alegre y positiva a ratos aunque a veces estemos tristones y todo parezca ir mal.

No crecemos ni dejamos crecer si no mostramos la cueva y los pozos, además del hogar y la sonrisa.

Por fortuna, quedan personas que escuchan miedos, comparten penas y jamás pronuncian “te lo dije”, sino “¿cómo puedo ayudarte?”. Manos que tiran para sacarte de la niebla y llevarte al lado soleado de la vida.

Te lo dije… soy una persona completa y con agujeros.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s