Kids.

The kids are alright, pero su mami lleva un par de semanas echándolos de menos. Menos mal que se han ido turnando para no dejarme sola de golpe tanto tiempo. 

2014_07_07_17_26_59 (1)

Al principio fue Lucas, que ha tenido su primera semana de vacaciones con amigos. Él lo pasó fenomenal, yo… no tanto, pero bueno, entre el trabajo y mi otro torbellino, los días fueron pasando bien, dentro de lo que cabe.

WP_003419 (1)

Después, antes de que viniera su hermano, se fue mi little miss a la playa con los abuelos. Y entonces… llegó el silencio a la casa. Durante un día no hubo ruido de juegos en el salón, tampoco despertares tempranos, ni manitas agarrándose a mis manos, ni abrazos al llegar de trabajar… Paz relativa, silencio triste. Sólo un día sin los dos, pero qué raro se hace.

2014_07_14_18_35_26Little miss sunshine llega mañana y no puedo esperar a verla. No suelo ser una madre fanática de esas que sólo hablan de sus hijos, que enseñan fotos a todas horas a tooooodoooooo el mundo… pero estos quince días entono el mea culpa y pido perdón a los amigos (santa paciencia) a los que he lloriqueado cuánto echo de menos a mis niños y a mi marido, que vivió con una sonrisa mi día de nostalgia, en lugar de poder disfrutar 100% de nuestro día para dos.

Es una sensación extraña. 

Estas semanas hemos intentado disfrutar del “hijo que se quedaba” (eso suena fatal) pasando tiempo a solas con ellos, haciendo que las tardes fueran un poco más especiales que de costumbre… Fuimos al cine con Stella, a la piscina con Lucas, a desayunar fuera con los dos, paseos interminables y divertidos por el parque, tiempo de música en casa, cumpleaños de amiguitos, cuentos personalizados por la noche…

WP_003430 (1)

 

Quedan todavía unas semanas para que empiece nuestro verano; el de papi y el mío. El verano de verdad, donde no existen los horarios rígidos, donde no hay que despedirse de los niños en todo el día y donde una puede relajarse en el jardín, en el sofá, en la piscina o… en la playa. 

WP_003439 (1)Mientras tanto, preparo con Lucas el cartel de bienvenida de Stella, su falda hawaiana que tanto ha pedido (“mamá, yo quiero ser bailarina como Lilo…” juas) y sigo preparando ejercicios, corrigiendo, madrugando y esforzándome para que todos mis alumnos vean la recompensa a su esfuerzo en septiembre.

Yo tendré la mía el mes que viene… Puedo esperar.

 

Advertisements

One thought on “Kids.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s