O sea… ¡no!

¡Oh, madre mía!

Me prometí a mí misma que jamás volvería a trabajar para Pijolandia ni ninguno de sus derivados. Podría hacer una lista interminable de cosas que odio de trabajar en colegios privados/academias en sitios de postín/ clases particulares para niños de papá. Pero aquí me tienes, haciendo una entrevista para otro de esos coles disfrazados de concertados pero con un tufillo a privado que tira para atrás.

Hago un alto en el camino para recalcar que no estoy en contra de los coles privados en general, sólo en contra de los coles privados que se creen dioses y tratan a los demás como piojosos. Hay tan buenos coles privados como públicos y hay malos colegios, en ambos bandos.

Lo primero que te dicen al concertar una entrevista es que “les interesas mucho porque cumples los requisitos académicos (¡pues claro! Si no, no gastaría mi tiempo en mandarte un C.V.) Al llegar al sitio, te hacen chequeo de arriba a abajo para descubrir si vas vestida de marca, si vas conjuntada o si te sabes echar bien los polvos de maquillaje. Cuando descubres decepción en su rostro porque tu bolso no es de Gucci, osea, te lanzas con un “disculpe, tenía cita con …. para la entrevista por el puesto de maestra bilingüe“.

Con cara de más asco si cabe, te espetan un: “Pero tú no eres nativa, ¿no?“. Y tras morderme la lengua, les contesto con cordialidad que no, (aaaaaaaaaaay) que no soy nativa (doble aaaaaaaay) pero que ellos solicitaban maestros bilingües y/o nativos (si no, que aprendan a escribir) y que me habían concedido la entrevista después de recibir mi C.V.

Pues es que, …. no está. No puede atenderte“. Sin perder la calma ni la sonrisa, aunque por dentro quiero decirle que son unos maleducados y unos horteras, les digo que busquen otra solución porque yo no puedo volver mañana. Con cara de fastidio, la acelga pocha de la secretaria llama a la impresentable que me ha dejado colgada (a mí y a una mamá que me temo no matriculará a su hija en el cole tras el desplante). La susodicha me concierta una cita con el subdirector, un hombrecillo un poco más majo y menos pedante, pero que sabe de inglés lo que yo de chino. Tras unas cuantas preguntas en inglés que hasta un niño de primaria (español, ¿eh?) podría contestar, se pasa al idioma patrio y me dice que le convenzo pero que mejor que …. me haga la entrevista mañana, porque es ella la que decide el profesorado.

Privados con dinero pero sin educación; para ellos mi tiempo no vale nada. Creo que las pocas ganas con las que venía, se me han quitado todas de golpe. Si no fuera porque he recibido una buena educación (pública y en el hogar, la más importante), les habría mandado allí donde Galliano perdió la compostura y el gorrito.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s