Eléctrica

No sé lo que me pasa, pero debo tener las pilas muy cargadas porque no paro de darme chispazos cada vez que toco algo de metal. Y eso que ya no llevo el carrito de los niños. Ahí sí que era un pez ánguila.

Salgo del coche y…¡sacudida eléctrica! Voy a sacar dinero del cajero y, la tarjeta no funciona, la banda magnética se ha desimantado. Saco la libreta y, tachán, se la traga. Llamo al botón verde de emergencias.

Eso, señora (¡malditoooooos!es porque se le ha estropeado la banda magnética. ¿Lleva la libreta al lado de su teléfono móvil?

-Pues no…

-¿Su bolso tiene cierre magnético? ¿Su tarjetero cierra con imán?

-Pues tampoco…

-Mmm… ¿lleva dos libretas juntas?

A estas alturas ya estoy un poco mosqueada y a la voz nasal que me da la réplica se le agotan las posibilidades de demostrar mi estupidez.

Señora (qué horror, otra vez), eso es que tiene usted mucha electricidad estática. Pase mañana por el banco y procedemos a bloquear su libreta.

Y con esas dulces palabras, me quedo sin dinero hasta el día siguiente (sin tarjeta, sin libreta, a las siete de la tarde sin poder comprar para hacer la cena y marido en viaje por trabajo). Y sería algo anécdotico sino fuera porque es la tercera vez que me pasa.

Ejem.

¿Alguna sugerencia?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s