Por última vez

Hace bastantes años, en lo que hoy me parece otra vida, una persona me rompió el corazón diciendo que no estaba preparado para no volver a sentir “por primera vez” un beso, los nervios de decir “te quiero”, enamorarse, hacer el amor, pelearse con su pareja, reconciliarse después…

Por eso, buscaba en otra gente lo que jamás podría hacer conmigo. Empezar todo de nuevo. Experimentar la emoción del misterio, del no saber qué te espera.

Me hizo reflexionar mucho. Estuve meses dando vueltas a la misma idea. ¿Y si una vez que lo vives, se acaba para siempre? ¿Será posible que tenga que conformarme con la idea de vivir la emoción una vez en la vida o empezar de nuevo con gente diferente todo el tiempo? ¿Y si después de tener a mi primer hijo, la emoción por el segundo jamás iguala ese momento?

Pues yo sigo pensando que la vida está llena de primeros momentos, que puedes compartir con gente diferente o con las mismas personas. Porque la vida empieza con cada latido, después de cada herida o tras ver cómo rompen tu corazón en mil pedazos. Un abrazo vuelve a ser el primero cuando surge espontáneo, por el cariño que ya te tienen y te han mostrado. Un café con las amigas puede ser el inicio de una vida nueva después de la etapa más oscura. Después de cientos de cafés en el mismo bar.

La vida comienza muchas veces y tiene muchos “por primera vez”. No hace falta buscar nada. La vida viene. La vida va. La vida empieza cuando menos te lo esperas y te encuentra en el momento adecuado, te lo aseguro.

Sé que nos quedan millones de primeras veces. Y yo, no pienso perdérmelas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s