Sus ojos.

Sin más, os dejo con este vídeo que ha llegado directamente a mi corazón ya que lo experimento a diario en mi vida como docente.

No hay palabras.

https://m.youtube.com/watch?v=WB9UvjnYO90

Advertisements