Padres….

Hoy se celebra el día del Padre y, no por ser un topicazo voy a dejar de lado la corriente del día. Quizá si mi padre no hubiese sido tan importante para mí, podría haberme saltado este día o gruñir sobre él o algo… pero resulta que soy afortunada y tengo un padre (José, por cierto) que vale su peso en oro.

Mi padre y su carácter, un tanto peculiar a veces, han formado en parte mi forma de ser. Mucho de lo bueno que hay en mí, es gracias sin duda a él. Un hombre calmado, algo introvertido, relajado pero con mucho carácter, prudente y trabajador como nadie, emprendedor y conservador… a veces duro, pero siempre con un abrazo preparado y una solución para la cabra loca de su hija, que en tantos líos se mete. Porque yo…aún tengo mucho que aprender.

Gracias a mi padre, he tenido una idea equilibrada de los hombres. Ahora disfruto del que es el mejor compañero de vida, el mejor padre que nuestros hijos podrían tener…

Para terminar, os hago un recorrido por la música de mi padre, background de mi infancia. Porque sí, mi padre era el rey  de los guateques. 😉 Y el rey de las barbas pelirrojas. Qué hispter.

El Rey, buenrrollista, popero, lentas, nacional, internacional, rockero, clásico, moderno… y no os pongo la parte hortera, porque existe un código de honor entre padre e hija que no puedo romper.